Envío gratuito a partir de 35€

Uso y mantenimiento

 

La mascarilla no es lo único, mantén una correcta higiene, lávate las manos, mantén la distancia social y utiliza el gel hidro alcohólico.
 
 

 USO DE LA MASCARILLA

Para la colocación de las mascarillas se recomienda hacerlo sobre la piel desnuda, es decir, sin la presencia de cabello en contacto con la piel del usuario y respetando los siguientes pasos:

 

 

  1. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con solución hidro alcohólica antes de manipularla.
  2. Identificar la parte superior de la mascarilla.
  3. Posicionar la mascarilla en la cara, a la otra de la nariz. 
  4. Sostener la mascarilla desde el exterior y sujetar los extremos a ambos lados de las orejas sin cruzar.
  1. Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla.
  2. Verificar que la mascarilla cubre la barbilla.
  3. Verificar que la mascarilla está colocada correctamente. Para esto es necesario verificar la ausencia de las molestias respiratorias.
  1. Una vez ajustada, no tocar la mascarilla con las manos. Si es necesario tocarla se debe previamente lavarse las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidro alcohólica.

 

 

 

 

 

 

 

RETIRADA Y LAVADO DE LA MASCARILLA

Para evitar la contaminación al retirar una mascarilla, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Quitarse los guantes de protección.
  2. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidro alcohólica.
  3. Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la misma. 

El lavado y secado de las mascarillas debe ser de acuerdo con las siguientes recomendaciones:

Lavados entre 35 y 60º, realizando un ciclo completo de lavado (humedecer, lavar, enjuagar) utilizar detergente habitual.

Se debe evitar el contacto de la mascarilla sucia y la ropa limpia.

La persona encargada de lavarla debe de protegerse para manejar las mascarillas sucias (guantes)

No utilizar productos que puedan degradar o dañar los materiales de la mascarilla y disminuyan su capacidad protectora.

Se recomienda que la mascarilla se seque completamente dentro de las 2 horas posteriores al lavado. No se debe secar o higienizar con un horno de microondas.

Tanto durante el secado, como en el almacenaje posterior de la mascarilla, se deben evitar los ambientes en los que la mascarilla se pueda volver a contaminar.

Después de cada ciclo de lavado, se debe de realizar una inspección visual ( con guantes de protección o manos lavadas). Si se detecta algún daño en la mascarilla (menor ajuste, deformación, desgaste, etc.), se debe desechar la mascarilla.

Recomendaciones:

-Utilizar mucha agua.

-Tiempo de lavado 8-10 minutos.

-Centrifugado/secadora hasta 70º.

-Enjuagar

Qué no hacer:

-No utilizar lejía

-No utilizar blanqueantes

-No utilizar suavizante que no sea bactericida.

 

 

 

 

 

 

 

 

ELIMINACIÓN DE LA MASCARILLA

Las mascarillas se deben desechar en un contenedor provisto de una bolsa

de plástico (preferiblemente con tapa y control no manual). Se recomienda utilizar doble bolsa para preservar el contenido de la primera bolsa en caso de desgarro de la bolsa exterior.

 

 

 

 

 

 

 

DURACIÓN DE USO MÁXIMO CONTINUADO

Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo de uso continuado no superior a 4h.

En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.

La mascarilla se debe lavar cada vez que se ensucie, humedezca o no se pueda colocar correctamente sobre la cara.

No se debe utilizar la mascarilla si está sucia o  húmeda.

En el caso de que se vaya a almacenar temporalmente se debe evitar el contacto con cualquier superficie.

Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.